Calificación de los hoteles en Europa y USA

El organismo europeo

El organismo europeo de clasificación hotelera más importante es el HOTREC (Hotels, Restaurants & Cafés), que agrupa a 44 asociaciones nacionales de hostelería y restauración de 24 países distintos y a las federaciones hoteleras de 17 países europeos (Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Estonia, Alemania, Grecia, Hungría, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Holanda, Eslovenia, Suecia y Suiza).

El sistema de clasificación hotelera de la HOTREC está basado en el antiguo modelo alemán, dotando a los hoteles con puntuaciones entre una y cinco estrellas, pero usando la mención Superior para destacar algunos extras por categoría.

Trabajan con un catálogo de 21 criterios que engloban nada menos que 270 elementos distintos, siendo algunos obligatorios para conseguir una determinada calificación y otros accesorios. Cada atributo -basados, principalmente, en la calidad del cuerpo de dirección, el bienestar que siente el cliente en el hotel y la calidad del sueño en el mismo- otorga unos puntos determinados y la suma total de los mismos decide en qué rango de estrellas se ubica.

Reino Unido, estrellas rojas y negras

En el Reino Unido los hoteles se clasifican también entre una y cinco estrellas. En cuanto al método de asignación, los organismos que lo deciden son AA (Automobile Association) y los departamentos de turismo nacionales (Visit England, Visit Wales, la Scottish Tourist Board y la Northern Ireland Tourist Board).

Además del sistema habitual de puntuación de estrellas negras (de 1 a 5), la AA se reserva unas estrellas rojas para calificar a los establecimientos de mayor lujo.

Francia e Italia, con criterios propios

Estos países son dos de los gigantes europeos del turismo, pero lo cierto es que son muchos los turistas españoles que se sorprenden de la baja calidad de algunos de sus alojamientos comparados con los españoles con el mismo número de estrellas. ¿Cómo se deciden sus estrellas? Aunque Francia no pertenece al HOTREC europeo, sus criterios a la hora de conceder estrellas son muy similares. Nada menos que 300 de ellos se tienen en cuenta.

En Italia, sin embargo, la cosa funciona más o menos como en España. Allí se conceden entre una y cinco estrellas, teniendo en cuenta unos requisitos mínimos por rango, basados en la superficie de las habitaciones, horarios de recepción, limpieza de los cuartos y algunos otros servicios adicionales.

Por ejemplo, para que un hotel pueda conseguir las cinco estrellas en Italia deberá tener habitaciones dobles de un mínimo de 16 metros cuadrados, un servicio de recepción y transporte de equipaje de 24 horas y el cambio de ropa de cama a diario.

EEUU, a su aire

En Estados Unidos las cosas son algo distintas al resto del mundo. Al poco de acabar el trazado completo de las autopistas estadounidenses, en 1958, la compañía petrolífera americana Mobil comenzó a elaborar guías de viaje y a conceder estrellas a los hoteles. Desde entonces, otros sistemas de calificación han entrado en vigor y los estadounidenses se apoyan en una buena cantidad de ellos a la hora de elegir su alojamiento.

Sin embargo, en Estados Unidos proliferan las grandes cadenas hoteleras y con un sistema de calificación independiente tan lioso y diverso, al final puedes encontrar un motel de cinco estrellas que tiene mucha menos calidad que un establecimiento de Holiday Inn que carece de calificación.

Por estas y otras razones, en Nezbell no usamos la lógica de las máquinas ni nos fiamos demasiado de las estrellas y cuando te buscamos un hotel, lo hacemos nosotras, con nuestra experiencia, contactos y un toque de intiución femenina.

Envíanos un correo y pondremos todo eso a trabajar para ti.